Turismo Rural, las mejores propuestas
 
 

suscribirse al newsletter
 
 

Leyendas de Jujuy - La Casona del Camino Real - Yala

 
 

 

Jujuy: Tierra de Leyendas
 

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

 Parque Provincial Potrero de Yala
 

 

Alojamiento Destacado de Antiqua Natura en Argentina, La Casona del Camino Real recibe a los viajeros en unas confortables instalaciones cuidadas con todo el mimo de sus propietarios, Franco y Josefina, le propenden. Ello se traduce en una recepción muy cordial y en el permanente cultivo de un clima amistoso y familiar muy acogedor.

Ubicada a orillas del río Yala, a poco de la Ruta 9, el establecimiento debe su nombre a que esta vía que comunica Argentina con Bolivia era, antiguamente, el único paso posible para unir el Virreinato del Alto Perú con el Río de La Plata.

Ese camino, que recorría a lo largo la Quebrada de Huamahuaca, bordeando el río Grande, era la principal vía para el transporte y el comercio en épocas precolombinas y durante la colonización.

Los españoles denominaron a esa ruta «Camino Real», nombre que permaneció en uso hasta bien entrado el S. XX en documentos y escrituras.
 
En La Casona del Camino Real se tiene especial interés por la difusión de la historia y cultura local. Allí siempre es posible encontrar una muestra de productos a la vez que narraciones de las leyendas que dan vida a sus tierras. He aquí algunos de los personajes legendarios:

EL CARDON

Cuenta la leyenda que los cardones que hay en los valles, en especial en el camino a Amaicha del Valle, son indios, que convertidos en plantas, aún vigilan los valles y los cerros. Ellos velan por la felicidad de sus habitantes que, de esta manera, nunca más serán perturbados por extraños en conquista de tierras.
Pero más trágico es saber cómo se convirtieron en plantas. Se cuenta que en épocas de la conquista, el Inca, al ver que los españoles estaban dominando y martirizando a su pueblo, envió emisarios a los 4 puntos del imperio para organizar las tropas y así dar un golpe mortal al invasor.
Para ello, los guerreros se apostaron en puntos claves por donde pasarían los conquistadores, esperando la orden de atacarlos por sorpresa, pero esta orden nunca llegó pues los chasquis enviados fueron capturados en el camino y el Inca fue capturado, torturado y muerto. Los valientes indios esperaron y esperaron y vieron, desorbitados, pasar las tropas europeas sin recibir la orden de atacar.... pasó el tiempo y, desolados, quedaron en sus puestos.... la Pachamama, piadosa, los fue adormeciendo y haciéndolos parte de ella.... así comenzaron a unirse sus pies a la greda y la Madre Tierra los cubrió de espinas para evitar que los dañaran en su sueño...
Se dice que aún hoy estos estoicos vigías esperan la orden que nunca llegará...

EL UCUMAR

Es un ser con apariencia de hombre petiso y panzón. Tiene el cuerpo todo cubierto de pelos con manos y pies muy grandes. Se dice que posee una fuerza extraordinaria y que sus gruñidos ensordecen. Se lo ha visto en la zona de pedemonte, por lo que se piensa que vive en cuevas de las montañas.
En Salta, se intentó ubicar a los ucumari conocidos como los únicos osos de Sudamérica, que habitaron, según se cree, hace miles de años. Tenían un collar blanco y todas las características de los úrsidos europeos o de Norteamérica. También se cree que el oso de anteojos, difundido en parte de América del Sur pudo haber sido el inspirador de este particular ser mitológico.
El Dr. Manuel Lizondo Borda, en su Estudio de las, Voces Tucumanas, (Derivadas del Quichua), explica así este vocablo: «Llamábase así a un hombre casi bestial, feo, peludo, que vivía en los montes tucumanos, hace varios anos, y que ocupó mucho la atención pública hasta que fue preso por las autoridades: Se le atribuían raptos de muchachas. (Con este nombre se asustaba a los chicos, para quienes significaba algo así como el monstruo)».
Ucumar: es voz quichua y aymara y significa en ambos idiomas: Oso.

LA MULANIMA

Es también llamada Alma-mula, este engendro es una mujer condenada por pecados muy graves en contra del pudor. Galopa por los campos haciendo un ruido metálico estruendoso - como si arrastrara cadenas -; echa fuego por la boca, los ollares y los ojos y mata a la gente a dentelladas o a patadas. Se la ve sólo de noche y su apariencia es la de una mula envuelta en llamas
En Tafí del Valle se ha encontrado, en la «Ruta de Birmania» (camino que lleva al Ojo de Agua y que pasa por detrás de la Loma del Pelao), una piedra con una pisada de este animal.
Se comenta que sólo un hombre con mucha Fe o muy valiente puede escapar de su infalible ataque. Para repelerla o defenderse se debe repetir tres veces «Jesús, María y José».
Algunas personas dicen que el Alma-mula es el Diablo mismo.

EL BASILISCO

Es un animal muy extraño, semejante a un reptil con un solo ojo en la frente redondo y sin párpados. Dice la leyenda que nace de los huevos pequeños y sin yema que ponen algunas gallinas y en algunas regiones se comenta que de los huevos puestos por gallos viejos.
El basilisco puede esconderse en cualquier recoveco de la casa y la persona que lo vea al ojo puede morir de inmediato o quedar ciega.
Una forma de combatir a este prodigio es lograr que se observe en un espejo y muera del espanto.
Hay que tener cuidado de destruir los huevos antes de que el animal nazca, pues su gestación dura alrededor de un día.

 

EL COQUENA


Habita en la zona de la puna (Salta y Jujuy) y se aparece a los pastores y a los cazadores de vicuñas que cazan con armas de fuego.
Se dice que es un hombrecito retacón, de cara blanca y con barba. Según E. Bossi es lindo, elegante, lleva un sombrero ovejón y usa ropa tejida con lana, pantalón de barracán, camisita de lienzo y un collar de víboras relumbrando, calza sus pies con ojotitas con clavos de plata.
Cambia su poncho todos los años para el carnaval y lo entierra, al viejo, en donde tiene su tesoro escondido.
Es el patrón de los animales del campo y de los cerros. Sólo permite que cacen por necesidad y a la vieja usanza (rodeando las tropas con hilos y trapos colorados y boleándolas).
Para pedirle permiso a Coquena, hay que dejarle ofrendas.

DOMINGO SIETE
Eranse una vez dos compadres, uno rico llamado Cosme y otro pobre llamado Beto; el pobre era tan pobre que a veces tenía que recurrir a la ayuda de su compadre; pero éste era bastante avaro y siempre le ponía miles de «peros» para no aflojarle ni un centavo.
Un día el pobre salió en busca de trabajo pues las necesidades eran muchas y los dinerillos pocos... pero esta vez salió con un rumbo distinto al de siempre.
- «Puede que me cambie la suerte» - pensó y se puso en marcha.
Anduvo hasta casi la oración (crepúsculo) y ya perdía las esperanzas cuando a lo lejos divisó un rancho....
Al llegar comprobó que estaba abandonado y decidió volverse antes de que anocheciera. De pronto sintió que venía gente. El susto lo hizo dar un salto y se escondió en un tirante del techo.
Eran unos paisanos que el nunca vio. Entraron en la casa, prendieron un fueguito y entre vino y vino comenzaron a cantar:
- Lunes y martes, y miércoles tres,
jueves y viernes, y sábado seis...
La reunión se iba animando cada vez más y se largaron a bailar, siempre con los mismos versos.
El pobre Beto se divertía de lo lindo pero con el pasar de las horas y siempre la misma canción se comenzó a aburrir entonces cuando los cantores llegaron a «sábado seis», el gritó:
- A las cuatro semanas
se ajusta el mes....!
Los hombres pararon de cantar; miraron al lugar desde donde salió la voz y dijeron: - Baje, amigo, ¿que hace allí?...
- Los oí llegar y me asusté.
- No se preocupe compadre, le estamos muy agradecido porque nos ayudó a alargar un poco nuestra canción - y en recompensa le dieron una gran cantidad de dinero en oro.
Al llegar a su casa pasao de contento, Beto le dijo a su mujer que fuera a los de Cosme a pedirle prestado una balanza para medir las onzas regaladas.
Cosme, intrigado por el pedido, untó un plato de la balanza con grasa con la intención de que un poco de lo que fuera pesado quedara en el plato. Al regresar el aparato, notó que en la grasa había polvo de oro y fue inmediatamente a lo de Beto y le preguntó:
- ¿De donde has sacado oro?
Mientras Beto le contaba, Cosme planeaba hacer lo mismo para ampliar sus arcas; y así lo hizo... fue al mismo rancho, se trepó en la misma viga y llegaron los gauchos cantores que prendieron fuego y descorcharon los vinitos y entonaron:
- Lunes y martes, y miércoles tres,
jueves y viernes, y sábado seis,
a las cuatro semanas
se ajusta el mes...
La repetición del canto empezó a impacientarlo y cuando llegaron a «sábado seis» pegó el grito:
-¡Falta domingo siete!
Los paisanos enardecidos bajaron a Cosme de la viga y en cuanto empezaron a propinarle una paliza, éste logro zafar y salió como alma que lleva el diablo.
La historia se propagó como un secreto a gritos y así cuando alguien dice algo inoportuno se exclama: «¡ya salió con un Domingo Siete!».

 

 

Jujuy: Tu Programa

 Parte 1: Jujuy: el destino:  comienzo

Episodio 1: Las Yungas

Episodio 2: Parque Provincial Potrero de Yala - Ver más

Episodio 3: Conocer las Yungas caminando - Ver más

Episodio 4: La quebrada de Humahuaca - Ver más

Episodio 5: Ticara: la base fundamental - Ver más

Episodio 6: Tilcara Bolivia: conocer la quebrada en 4X4 - Ver más

 

Parte 2 : los Alojamientos Destacados de Jujuy:  síntesis

Episodio 7: Complejo de la Laguna - Yala - Ver más

Episodio 8: Estancia María Marcela - Ocloyas -  Ver más

Episodio 9: Hostería Rincón del Fuego - Tilcara - Ver más

Episodio 10: Refugio del Pintor - Tilcara - Ver más

Estás aquí >  Episodio 11: Casona del Camino Real - Yala

 

.

 

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
Las jardines de La Casona
 
     
   Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 
 

 

  Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala  
     
Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 
Jujuy - Argentina
La Casona del Camino Real
 
Dominar la altura de un cerro cabalgando; comer lo típico en vajillas moldeadas a mano y saborearlo admirando el paisaje; dormir confortable al abrigo de la piedra del río y la caña ribereña; caminar descalzo sobre la alfombra tejida y teñida con sabiduría artesana y revivir en la noche, tremendamente silenciosa, los fantasmas que cobran forma en las palabras dichas por quien tiene el crédito a la verdad que otorgan 80 años de vida. Cuando el viajero vive la fusión de cultura y naturaleza resulta una experiencia única, exclusiva y altamente placentera. Jujuy lo tiene todo para que usted acepte la propuesta.
 
Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 


Donde la Pacha Mama regocija el corazón de los hombre, donde la naturaleza tiñe los paisajes con todos sus colores y donde los verdes reinan en un clima benéfico de temperaturas y humedades; allí donde las yungas aportan bienestar, a 14 Km. de Jujuy, sobre la vera del río de Yala, la Casona del Camino Real recibe a sus huéspedes con un acogedor ambiente familiar y confortables instalaciones. Caminatas, trekking, pesca, golf, relax y todas las excursiones a Jujuy.
 
Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
     
  Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 
Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 
 
 
 
  Complejo de la Laguna - Yungas - Alojamiento en Jujuy  
     
 

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

 
     
   Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala  
     
   Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala  
   

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

 
     
   

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

 
     
   

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala
 

 
     
   Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

Las Casona del Camino Real - Yungas - Alojamiento en Jujuy - Yala

 
     
     
     
     
     
     
     
   
 
 
 

 
 
NaturaEquina: Caballos y Cabalgatas - AN: Noticias del Turismo Rural - Hideout: Turismo Rural en Argentina
  © Antiquanatura.info - Todos los derechos reservados.      Desarrollo  
Diseño Web Córdoba
Antiquanatura - Info :: Leyendas de Jujuy - La Casona del Camino Real - Yala